Día Mundial de las Redes Sociales. Aprende a usarlas responsablemente

Las redes sociales se han convertido en un elemento clave en nuestra vida personal y profesional.

3 minutos de lectura

Las primeras redes sociales nacieron a finales de los años 90; sin embargo, es una realidad que fue hasta la creación de Facebook en 2004 que tuvieron su mayor boom. A partir de ese momento se han ido sumando otras como Instagram, Linkedin, Twitter, TikTok y más.

Si bien la mayoría de las redes surgieron para un uso personal o recreativo, con el paso de los años han conquistado el ámbito personal. Sumado a que desde 2010 se estableció el Día Mundial de las Redes Sociales, cuyo objetivo es potenciarlas como una herramienta que permita a la población mundial una mayor y mejor comunicación, así como un medio para mantenerse informado.

Las redes sociales se han convertido en un elemento clave en nuestra vida personal y profesional, es por ello que resulta importante usarlas responsablemente.

  • Antes de realizar cualquier publicación analiza el contenido, y las consecuencias que puede tener.
  • Asegúrate que la información que vas a compartir sea verídica. En la web hay muchas fake news que sólo promueven la desinformación y si las publicas en tu perfil puedes llegar a tener alguna sanción.
  • Separa tu perfil personal del profesional. Es común que las empresas revisen las redes sociales de sus candidatos antes de antes de valorar su posible contratación.
  • Evita realizar comentarios negativos o críticos sobre la empresa en la que trabajas. Puede tener consecuencias negativas para tu futuro profesional.
  • Respeta la privacidad de familiares, amigos y menores. Si vas a publicar imágenes o videos de otras personas, o etiquetarlas en ellas, primero pídeles permiso.
  • No aceptes solicitudes de amistad de personas desconocidas.
  • Nunca publiques conversaciones privadas de otras personas, pueden existir consecuencias legales.
  • Cada cierto tiempo cambia tus contraseñas y configura tu privacidad para que de esta manera establezcas quién puede ver tu información.
  • No facilites por redes sociales datos personales, tales como, dirección, número de teléfono, ni cuentas bancarias.
  • Evita aceptar solicitudes de amistad de personas desconocidas, pues no sabes la intención que tiene ese contacto.
Comparte este artículo
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *